lunes, 14 de mayo de 2012

LA RAZÓN DE ING

El banco holandés ING está siendo objeto de duras críticas en la red social por haber publicado su anuncio en la portada del diario madrileño LA RAZÓN, el día en que éste tituló "a todo trapo" : LOS MALOS ESTUDIANTES AGITAN LA EDUCACIÓN y lo acompañó con las fotografías con nombres y apellidos de varios jóvenes.
La página de FACEBOOK de ING, por poner un ejemplo, viene repleta de comentarios pidiéndole al banco que deje de anunciarse en LA RAZÓN, que consideran ha roto con las más elementales normas de  privacidad y libertad, haciendo una burda manipulación de la realidad social estudiantil que, sometida a los recortes, está manifestándose en las calles.
La reacción de ING, un banco que tiene un gran conocimiento de Internet y que usa las redes sociales, ha sido la de "lamentar y comprender " al mismo tiempo que justificar que no entran en los contenidos editoriales ni políticos ni sociales. Añaden que" revisarán sus acuerdos comerciales ..."
Es decir, es una reacción de "cara" a la red social a la que no solemos estar acostumbrados. Es, por otra parte lógico que quien , como ING, vive de la red no esté de espaldas a ella.
Pero  a lo que voy: No es cierto que ING no se pronuncie acerca de las cuestiones económicas, políticas y sociales como consecuencia de las medidas que adoptan nuestros políticos. Sin ir más lejos hace unos días EXPANSIÓN publicaba un informe del banco holandés en el que decía que "como consecuencia de los recortes que se estaban produciendo en España no habría crecimiento y que tampoco se alcanzarían los objetivos de déficit que estaba planteando este gobierno". O cuando en su propia página de prensa publica encuestas en las que dicen que "más del 63% de los estudiantes creen que sus expectativas son desfavorables"....
Los bancos también opinan, lanzan informes y captan clientes acercándose a éstos a través de los medios y , como estamos viendo, algunos hasta forman parte incluso de nuestro erario público. Lo que digan y donde lo digan nos preocupa e interesa.
Yo creo que ING, preocupado por hacer encuestas a los estudiantes, acabará por "revisar su política comercial" con un diario que, como LA RAZÓN, demuestra tener intereses y preocupaciones bien diferentes.