martes, 5 de julio de 2011

FILOSOFÍA EN TWITTER

Sigo a un centenar y medio de twitteros, si se pueden llamar así. La mayoría de ellos tienen relación con los medios de comunicación. Periodistas, directores de diarios, los propios diarios, que exhiben gratuitamente sus secciones, artículos y portadas en la red social de microblogs de Jack Dorsey que tiene sede en San Francisco y cuenta con más de 200 millones de usuarios.
Hace unos días, un amigo me dijo que había un tal Miguel en Madrid que bajo el epígrafe @ifilosofia tenía cerca de medio millón de seguidores, seguía a más de 50.000 y desde febrero de 2010 había lanzado al espacio de los internautas, parcos en palabras , la friolera de 15.000 tweets en poco más de un año., lo que equivalía a una media de cuarenta al día o de uno cada dos horas aproximadamente, si el prolífico Miguel no duerme.
Sus mensajes son de citas atribuidas a famosos filósosfos, escritores, científicos etc.. y otras, que al parecer alimenta el propio Miguel. Cada noche abre una especie de concurso de la frase del día al  que pueden acceder sus centenares de miles de seguidores. Al final el premiado por Miguel y por la originalidad, ceñida al máximo de los ciento cuarenta caracteres, acaba siendo "retwitteado" por éste con una recomendación de seguimiento.
Los textos de @ifilosofia son de esta guisa, a título de ejemplo:
"el amor puede morir, el recuerdo jamás" "La verdad duele pero la mentira mata" Fracasar  no es morir sino volver a empezar"..."La diferencia entre gustar, querer y amar es la misma diferencia entre por ahora, por un tiempo y por siempre". "el que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla"."Es duro cuando alguien especial empieza a ignorarte, pero es más duro aparentar que no te importa". "Vivimos en un mundo hipócrita: dices lo que no vives, vives lo que no piensas y piensas lo que no dices"....
No sigo. Supongo que da una idea de lo que siguen este medio millón de twitteros , entre ellos, éste que este post escribe...
Bien. Lo curioso es que la suma de todos los periodistas y medios de comunicación a los que sigo apenas alcanza el 30% de seguidores de los que tiene el  popular Miguel.  Soy neófito en esto del twitter. Observo como se configuran los diferentes perfiles de los que me acribillan , con mi consentimiento puesto que les sigo, con sus mensajes en los que me advierten que están desayunando una madalena , que se van a dormir o simplemente que están "colgados" en un aeropuerto. Sigo a los que me venden sus portadas de mañana de su periódico  con noticias de ayer. también sigo a periodistas que cuentan en tiempo real la marcha de una manifestación como si fuera una trasmisión en directo, e incluso abro los enlaces a los textos  y fotos de los diarios, radios y cadenas de televisión... Todo ello había configurado en mí una idea de un twitter informativo que iba desde el conocimiento más íntimo de en lo que estaban algunos de mis "perseguidos" hasta tener una idea bastante aproximada de lo que está pasando en el mundo.
Yo mismo con mis escasos twitts (apenas el dos por ciento de los de Miguel el filósofo) he llegado a caer en contar mi vida cotidiana y mis "reflexivos" posts que , imagino, a pocos  interesa.
Me quito el sombrero delante de este fenómeno, de éste "filósofo", que acaba de enviarme un nuevo twitt : "quien juega a que lo extrañen, se arriesga a que lo olviden"...
Uf, ante tamaña verdad quizás que siga twitteando para no caer en el olvido.