martes, 5 de junio de 2012

LA BANCA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Lo bancos que sostienen la deuda de GRUPO PRISA aceptarán convertir parte de ella en capital del grupo de comunicación y entrar en su accionariado. La situación financiera del mayor grupo periodístico español es acuciante y esta operación, por la que PRISA emitirá bonos convertibles en acciones en dos años, le descarga a corto plazo de sus tensiones de tesorería.
La parte preocupante de esta obligada operación es la de la nueva dilución de acciones de la familia Polanco, tras la anterior con la entrada de Liberty, y por tanto la dilución de la figura del editor o los editores en PRISA. ¿Quién acabará mandando en la empresa, a qué intereses responderá?
En un momento en el que la transparecia bancaria está en tela de juicio y bajo observación y rescate de los mercados  internacionales, la participación de la Banca en los medios de comunicación se hace compleja.
La mayoría de  empresas periodísticas españolas tienen deudas y vínculos con los bancos  que en momentos de sequía crediticia y de encarecimineto del dinero pueden determinar y condicionar la orirentación y la opinión de sus medios.
Algunas de estas empresas como Planeta, Grupo Godó y Grupo Zeta tienen en los consejos de administración de los bancos a sus más altos dirigentes:José Manuel Lara en el Banc de Sabadell, Javier Godó en La Caixa o Joan LLopart en Cajamadrid respectivamente, entre otros.
En los tiempos actuales en que posiblemente nuestros bancos sean rescatados con fondos públicos, vengan de donde vengan, en que se han cometido desmanes en la gestión financiera de éstos y en que los ciudadanos necesitan toda la transparencia sobre sus depósitos y ahorros, los medios de comunicación y sus editores deberían ser más independientes que nunca del sector financiero.
¿Pero cómo se arregla esto si ya no hay editores y los que hay forman parte del sistema financiero?