martes, 19 de mayo de 2015

CENSURA EN LA PRENSA. EL CASO DEL ADELANTADO DE SEGOVIA.

Los periodistas del Adelantado de Segovia, diario centenario y decano de la prensa segoviana, se han acogido a la clausula de conciencia y se niegan a firmar las informaciones en su periódico. Alegan que, desde que comenzó la campaña electoral, por parte de la dirección y con asesoramiento externo se modifican titulares, textos, fotos y maquetas de páginas, "en muchas ocasiones cambiando, incluso, el sentido de las mismas y transmitiendo a los lectores ideas incorrectas". Recuerda esto a las mejores épocas de la censura franquista.
Varias asociaciones de la prensa y la propia FAPE han condenado tamaña barbaridad.  ¿Qué puede estar pasando en ese diario fundado en 1901 por el abuelo de Carlos Herranz Cano, actual presidente que también lo fue de los editores españoles (AEDE) y que obtuvo el premio  al mejor empresario segoviano?
Carlos Herranz, dijo en su discurso   a sus colegas empresarios que los valores de una empresa periodística no eran los económicos, sino que por encima de ellos se situaban los del servicio a la sociedad y a la libertad. ¿Qué le ha podido pasar en los últimos años al propietario de ese diario para que ahora invierta los términos de sus preferencias?
Que vienen tiempos difíciles para el partido que gobierna con mayoría absoluta en España y en Castilla y León es un hecho, aunque en esta última las encuestas se la siguen dando, pero por si acaso hay que amarrar. Que no están las cosas en la prensa diaria como para que un editor ice la bandera de la independencia de su periódico por encima de la del compromiso también es una realidad, pero si encima uno aprende de las prácticas de su socio en el diario ya no hay vuelta de hoja para manipular lo que sea necesario.
Y es que el editor-constructor "Michel Mendez Pozo", dueño  del grupo Promecal, tiene un pié en el Adelantado de Segovia: Adquirió un 25% hace un tiempo, para ir completando el mapa periodístico de la Comunidad. Ya tiene el Diario Palentino, El Diario de Ávila, El día de Valladolid y El Diario de Burgos, aparte del 50% de la Radio Televisión de Castilla León y múltiples emisoras de radio en esa Comunidad. A  Michel Mendez Pozo, el primer condenado por corrupción en España, Carlos Herranz, presidente del Adelanto, le considera un amigo. Hace poco dijo que lo que empezó siendo un matrimonio de conveniencia con Promecal se ha convertido en una "unión feliz".
Pues ahí los tienen, unidos felizmente en los intereses políticos y económicos modificando titulares y cambiando textos y fotos para que los valores del periodismo sigan al servicio de su sociedad, no de la Sociedad, !Qué pena!



1 comentario:

Gonzalo Ayuso dijo...

Creo que en este caso Méndez Pozo no ha tenido nada que ver. Esa relación amistosa se rompió. El Adelantado dejó de imprimirse en la rotativa de Burgos y ahora lo hace en una de Medina del Campo ajena a Promecal y la redacción hace tiempo que tiene vetada a la agencia Ical, del mismo grupo.