domingo, 14 de diciembre de 2014

ADIOS GOOGLE NEWS, ADIOS

Dentro de pocas horas Google desconectará su servicio de agregación de noticias en España. Si no hay cambios de última hora esa es la decisión que comunicó su máximo responsable Richard Gingras a través de su blog. El martes 16 se van como consecuencia de que la nueva ley de propiedad intelectual, que entrará en vigor en enero de 2015,   les obligaría a pagar a los editores por los contenidos que utilizan en Google News.
La ley, conocida como la tasa Google o el canon AEDE, fue elaborada con inusitada  velocidad a instancias de la Asociación de Editores de diarios de Diarios Españoles, cuyo presidente, hasta hace poco, Luis Enriquez (Consejero delegado de Vocento)  calificó como "el paso más importante que ha dado un gobierno en España para la protección de la prensa".
Me consta que este gobierno protector de la prensa española no comunicó a Google los términos en los que iba a elaborar la ley, ni siquiera los plazos y, por descontado, que el cobro por parte de los editores era un derecho irrenunciable; un deber.  De hecho se debieron enterar los de Google por lo que publicaron los periódicos y que agregaron en su servicio de noticias, que ahora desaparece.
Los editores españoles habían hablado con sus colegas alemanes y se habían asesorado convenientemente para no dejar puntada sin hilo: los alemanes también sufrieron la retirada del servicio de Google  y hace unas semanas han tenido que dar marcha atrás y ceder gratuitamente los contenidos porque veían descender la audiencia de sus diarios digitales. Y eso que la norma alemana no comprendía la obligatoriedad, sino la negociación. Y es que Google News genera un tráfico a los diarios, que en el caso de España (sobre todo a las grandes cabeceras) les puede representar una merma de  entre un 10% y un 20% de la audiencia.
Otros agregadores de contenidos como Menéame están  pensando en trasladar su actividad fuera de España para evitar el llamado Canon AEDE . Vamos, que la han liado buena entre el gobierno y los editores, también Google que ahora no quiere ni hablar  con la AEDE, que en las últimas horas está pidiendo que reconsidere su posición y que no retiren el servicio de noticias.
Los periódicos siempre han tenido la libertad de decidir si indexaban o no sus contenidos en Google News  y esa es una baza que siempre ha jugado el buscador para no pagar por ellos.
Google avisó que se retiraría y  actuó de igual manera en los países europeos en los que se le exigió el pago.
Y por último, como casi siempre, estamos los usuarios de la información, los ciudadanos, que nos veremos privados en horas de un buen servicio. Un paso atrás para el acceso  a la información que, de no revocarse, pondría a nuestro país y a nuestra prensa en desventaja frente al resto del mundo libre.
Por favor, no más ayudas gubernamentales como ésta a la prensa. Los diarios deberían bastarse solos para negociar sus intereses, máximo cuando además están utilizando   las herramientas y plataformas de Google.