domingo, 5 de octubre de 2014

LO DE TVE

Tras varias negociaciones entre los bipartidos no hay consenso para nombrar al presidente del consejo de administración de TVE. El nuevo PSOE de Pedro Sánchez parece que quería, antes de pactar un candidato, establecer el  modelo de televisión pública que debemos ver los españoles. El PP no tiene necesidad de un acuerdo, pues para ello cambió la ley en su momento y eso le permite nombrarlo a su libre albedrío.
Con la tele pública no  se juega, es lo que debe pensar el gobierno, que estamos a un tiro de piedra de las elecciones municipales y generales y solo faltaría que ahora se tuviera que negociar los contenidos informativos de la tele que pagamos entre todos los españoles con los presupuestos generales.
Además resulta que las encuestas publicadas recientemente dan al PP un pobre resultado: "No comunicamos bien los logros de este gobierno" dicen algunos dirigentes populares y debe ser por lo que ha dicho,  Julio Somoano, director de informativos de TVE nombrado por el gobierno: "La televisión pública se debe a la sociedad y no a los partidos políticos y sindicatos", afirma el directivo mientras la audiencia de TVE desciende y el consejo de informativos le  acusa de parcialidad en las informaciones.
Hay que poner solución a este modelo de televisión tan neutral e independiente  por el que, según Somoano, jamás ha recibido consignas, presiones  o instrucciones del gobierno para decantar las informaciones a su favor.
Tras la era Zapatero, y con un ERE de por medio, el PP ha colocado a un puñado de mandos estratégicos en TVE para controlar la horda de periodistas que intentan rebelarse contra la manipulación informativa del ENTE. No han podido cambiar la base pero si la altura y sin embargo piensan que el resultado es insuficiente por ineficaz.
Me temo que en los próximos meses hemos de ver una TVE más optimista en la que las raíces vigorosas de Rajoy treparán por los telediarios y se enredarán como la hiedra entre las Mañanas de Mariló y  las tardes de Toñi Moreno, sin olvidar  lo importante que es cocinar la información: para eso está Master Chef.