miércoles, 12 de febrero de 2014

DEPORTIVIDAD ENTRE EL PAÍS Y EL MUNDO

 Es significativo que el consejero italiano de RCS, empresa propietaria de EL MUNDO, haga unas declaraciones en su periódico competidor, EL PAÍS, donde explica que a Pedro Jota le despidieron por perder lectores y anunciantes. Es menos sorprendente que Pedro Jota le ponga las cosas en su sitio al italiano en una entrevista cruzada en el diario romano de RCS.
  ¿Puede ser esto el inicio de un acercamiento entre EL MUNDO y EL PAÍS? ¿Veremos entrevista de Juan Luis Cebrián en EL MUNDO? ¿Es el principio de un matrimonio?
  No, nada de eso parece ser. El consejero de RCS dice en EL PAÍS que no están para fusiones sino para mejorar contenidos y recuperar lectores perdidos. De todas formas resulta curioso que para generar confianza y estabilidad en EL MUNDO se tengan que hacer declaraciones en EL PAÍS, y que para poner las cosas en su sitio el inquieto Pedro Jota  tenga que acudir a la prensa extranjera, ya sea en THE New York Times o en IL CORRIERE.
  Sorprendente, además, es que EL MUNDO cite  a EL PAÍS cuando no lo ha hecho ni para alguna de las noticias del caso Bárcenas en la que se adelantó este último.
  Tanto fair play, tanta deportividad entre medios, que suelen atizarse, a lo mejor viene por la intención de fusión precisamente deportiva: MARCA y AS pudieran ser los primeros en llegar al matrimonio de la mano de sus padres UNIDAD EDITORIAL y PRISA.
  Pero NO, no puede ser. El consejero italiano ha dicho que no en EL PAÍS. ¿Podemos fiarnos de lo que alguien le cuenta a la competencia?