jueves, 19 de diciembre de 2013

SÉ DESDE DÓNDE ESTÁS PIRATEANDO

Es difícil evaluar cuantas descargas piratas de libros se están efectuando en la actualidad. La Federación del Gremio de Editores Españoles cifra de 250 a 300 millones de euros las descargas gratuitas ilegales (el 15% de la facturación de la industria editorial)  lo que representa  aproximandamente 15 millones de ejemplares anuales.
Es cierto que en el mismo momento del lanzamiento de una novedad editorial el ejemplar está disponible en las páginas  piratas de la red, pero desconozco cómo el Gremio hace ese cálculo.
Tampoco sé cómo está funcionando la nueva ley antipiratería en España aunque imagino, por estos datos,  que bastante mal  o por lo menos con muy poca eficacia.
Lo que si se conoce es donde están instalados los servidores de estas webs de descargas ilegales. En mi caso, con solo dos novelas publicadas, se que estoy en 54 de ellas y que se distribuyen con la siguiente dispersión geográfica : Holanda (32), EEUU (12), Alemania (2) Francia (2) Gran Bretaña(6).
Algunos dicen que lo importante es que lean tu libro aunque sea en una edición pirata. Otros  que conocen las penurias de la industria editorial me comentan, espero que en broma, que solo eres un autor de éxito si eres pirateado.
La verdad es que se podría hacer un ranking de autores en función del número de  sites que alojan webs piratas con su libros y que tienen "el honor" de aparecer con el lema "descárgatelo gratis". He de confesar que yo, con solo  54, estaría en la mitad hacia abajo del hit parade. Un autor consagradamente pirateado aparece en webs que se alojan en no menos de 200 sites o servidores por todo el mundo.
Acabemos con las listas de ventas de las librerías: se han quedado desfasadas. Habría que implementarlas con las de las descargas piratas porque de lo contrario resultan engañosas.

Cuando se cierra una web de descargas gratuitas se abre otra en otra parte del mundo o en otro piso del edificio.
Otros me dicen que si el precio del libro fuera razonablemente más bajo se acabaría con la práctica de piratearlo. Yo puse mi primera novela, Tienes que Contarlo, a 2,68 euros en las librerías digitales. Ese PVP lleva incorporado un 21% de IVA y un trabajo de edición, conversión a epub y distribución que me deja un margen de 43 céntimos por ejemplar vendido. Cada tres libros vendidos me da para tomarme un café. El siguiente, haciendo de conejillo de indias, la editorial lo puso a poco más de 6 euros y el resultado es que ambos están en el mismo ranking de pirateo.
 Quizá también si los libros no fueran pirateados las editoriales podrían ajustar más los precios. Según el Gremio tendrían hasta 300 millones de euros para hacerlo.
 Lo que está claro es que si ese modelo sigue proliferando y cosechando éxitos es porque hay cada vez más gente en España que lo utiliza. Combatir eso solo es factible con un cambio de mentalidad y esos cambios solo llegan con una mejora en todos los ámbitos de la educación. Las leyes no sirven para cambiar las conciencias.
Aviso a los piratas y navegantes de la red: el próximo lunes 23 mi novela No es lo que parece estará en las librerías digitales a 1,49 euros. A lo mejor ya no vale la pena descargarse el archivo en Holanda.