miércoles, 20 de marzo de 2013

¿PERIODISMO O NEGOCIO?

Las palabras "modelo de negocio", son las más utilizadas en los últimos años entre las empresas periodísticas: ¿Cual es el modelo de negocio para la página web de mi diario? ¿Cual es el modelo de negocio que tendrá en un futuro la maltrecha prensa escrita? ¿Cual es el modelo de negocio para la información que rueda por los tablets y smartphones? ¿Cual debe ser el modelo de  negocio de la televisión pública?...
El modelo de negocio se referencia casi exclusivamente a resolver la cuestión de dónde se consiguen los ingresos.
Cuando la doble financiación de la prensa escrita, la de los anunciantes y la de los lectores, va menguando progresivamente y la publicidad on line crece, pero aprende a discriminar a quién le otorga las mejores tarifas, quizá el modelo de negocio no debe empezar primero por los ingresos.
La semana pasada asistí al Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Dos cosas me llamaron la atención: No ver a ninguna de las grandes empresas periodísticas exponer su modelo de negocio digital, y que los nuevos y humildes proyectos empiezan por construir sólidamente una variada oferta basada en información de calidad y de interés para sus lectores, sin pensar a priori en el modelo de negocio.
¿Están más locos los diarios que quieren empezar a cobrar por contenidos que antes habían ofrecido gratuitamente o , por el contrario, son los infolibre, eldiario.es, Agoranews, La Marea, Materia..Cuarto Poder...los que van sin rumbo conocido?
La mayoría de proyectos que allí se presentaron tienen un modelo de negocio bien definido: primero periodismo, segundo creatividad e imaginación para diferenciarse, tercero no estirar el brazo más que la manga y en última instancia ya vendrán los ingresos. A eso, antes, en el mundo de la prensa se le llamaba invertir.
Solo si se invierte en buen periodismo se puede tener a futuro el apoyo de los lectores y los anunciantes. Ya seas The New York Times o eldiario.es, por cruzar el Atlántico entre peces de distinto tamaño. En cualquiera de los casos sin periodismo no hay modelo de negocio.