jueves, 19 de abril de 2012

PIEDRA, PAPEL O...TWITTER

Parafraseando el famoso juego infantil de Piedra, Papel o Tijera en el que dos jugadores al unisono extienden sus manos en forma de puño (piedra), papel ( mano abierta) o tijera (dedos índice y medio extendidos en acción de cortar),  y en el que el papel envuelve a la piedra, la tijera lo corta y la piedra rompe a la tijera, se me ocurre que algo parecido está pasando con los medios de comunicación. Tomémoslo como un divertimento, aunque bien pensado no es un juego, pues puede acabar resultando muy serio.
Sustituyamos la tijera por  Twitter y pensemos que la piedra es una noticia de importante repercusión  social. El papel, como no, sería el periódico, pero valdría cualquier medio de comunicación convencional.
Pongámosnos en la noticia de la cacería de elefantes del Rey. Ciertamente es una buena "piedra" (un notición, que como una roca, es dificilmente soluble entre las movidas aguas informativas en que vivimos).
Supongamos que con esa "piedra" (noticia) juega el ciudadano de a pie y extiende su puño queriendo saber qué ha pasado y por qué y el contrincante es un medio de información que va a extender su mano para ganar la partida (solo puede empatarla si exhibe de nuevo el puño de la noticia, pero quiere ganarla).
La Tijera (Twitter) sería una opción perdedora, puesto que la piedra-noticia la aplastaría. Solo cabe, pues, exhibir la mano extendida del papel- periódico para "envolver" la piedra-noticia del Rey y ganar la partida.
Es cierto que la tijera de Twitter es  afilada, punzante, cortante y descontrolada , pero el papel de los diarios y el de los medios convencionales  sigue siendo capaz de cubrir, tapar, arrollar, rodear, en fin, envolver adecuadamente, la piedra de la noticia "Real".
Lo publicado en la Tijera -Twitter  ha sido tremendo y sin embargo, por el momento la partida la ha ganado el papel.

El problema de este juego infantil es que hay que jugarlo más de una vez hasta desempatar.  Parece, pues, que el juego no ha terminado.