viernes, 30 de diciembre de 2011

MARIANO "MANOSTIJERAS"

Mi buen amigo Nacho Escolar escribía ayer en su seguido blog sobre el doble lenguaje de los ministros del recién aterrizado gobierno del PP. Parecía que el nuevo diccionario de este gobierno descansa sobre la suavidad y ternura de las palabras no deseadas y el circunloquio  y la negación de la negación en las frases más susceptibles de herir la sensibilidad de sus gobernados.
Claro que todo ello ha durado escasamante unos días, justo el tiempo necesario para gobernar por decreto y plantar en el BOE la firma Real.
En el primer Consejo de Ministros ya nos han tenido que decir lo que no querían decirnos en la campaña electoral y lo que negó  en el debate de investidura Mariano Rajoy: Nos van a subir los impuestos y punto. Solo un ratito, parece ser, un tiempo prudencial y solo un poquito...pero los suben.
Casi que prefería aquel Rajoy que eludía las respuestas al que se desdice de las que dio en su investidura como presidente del gobierno.
Yo ya me había acostumbrado a los "crecimientos negativos" y a esa forma de hablarnos en la que subyacía que en este 2012 nos iban a podar hasta las orejas. !Qué necesidad hay de ser tan bruscos! ¿Acaso no podría trasladarse el tierno lenguaje político del PP al BOE?.
Me gustaría que cuando escriban el decreto de aumento del impuesto del IRPF tengan la sensibilidad de explicarlo como "una mejora de la contribución de mi nómina al desarrollo del país" o como un "destino eficaz y temporal de mis ingresos hacia lograr un mayor estado del bienestar".
También sería deseable que los medios de comunicación no recordarán lo que dijo Rajoy hace tan solo 8 días y que no nos enzarcemos en publicar gráficos y tablas de baremos del IRPF para que cada uno se amargue haciendo  cálculos. Es mejor seguir con el doble lenguaje. Nos hace más pobres, pero más felices.., y esto último es lo que toca ahora que llega el nuevo año de Mariano "Manostijeras".
Feliz Año.