martes, 8 de marzo de 2011

La Vanguardia en catalán

La Vanguardia ha anunciado que en mayo lanzará una versión del diario en catalán al igual que hizo El Periódico de Catalunya hace 15 años. De hecho el director y varios de sus colaboradores están recorriendo el país explicando la naturalidad de esta decisión del Grupo Godó.
Sus estudios de mercado debe tener  el centenario diario para acometer la traducción simultánea del periódico y ofrecernósla en el quiosco para poder escoger con libertad uno u otro idioma en el que leer las mismas noticias.
Cuando lo hizo El Periódico  en su momento, la difusión del diario no creció. Las ventas solo subieron las primeras semanas y luego se consolidaron en las cifras anteriores a las del lanzamiento y un 38% de los compradores adquirirían la versión en catalán del diario.
Por lo que sé estas son las mismas hipótesis que contempla La Vanguardia. Es decir, no persigue un importante aumento de ventas con esta operación , aunque sí se trata de generar una corriente de simpatía, modernidad y normalidad que seguro se producirá como pasó con El Periódico.
Es cierto que el panorama actual es diferente al de 1997, cuando lanzamos la doble edición de El Periódico, entonces el diario AVUI  tenía una audiencia más  fiel y cautiva y su tendencia nacionalista y seguidista del  Pujolismo convergente de la época hizo que fuera muy apoyado por La Generalitat.
Hoy en día La Vanguardia se enfrenta en el mercado a un AVUI debilitado por un nuevo periódico en catalán , ARA, que con 18000 ejemplares difundidos está acorralando a la cabecera nacionalista y quizás también le está arañando  algunos ejemplares al diario de Godó.
Total que, aparte de la fuerte presencia de la prensa comarcal catalana, pasaremos a tener  cuatro diarios escritos en catalán, dos de carácter nacionalista (ARA y AVUI) y dos no nacionalistas (LA VANGUARDIA y EL PERIODICO) que cubrirán todo el territorio y los cuatro serán subvencionados por las arcas de la Generalitat.
No voy a entrar en la discusión de si los diarios deben recibir subvenciones públicas de lo gobiernos de turno y si esto les resta independencia .Además en este caso la subvención viene dada por la normalición lingüística que supone el hecho de que el primer  y más antiguo diario de Cataluña se edite en catalán, pero sí que debería por lo menos haber transparencia en los fondos que destina el gobierno catalán a cada uno de estos diarios, máximo en un momento de ajustes económicos como los que se están planteando.
Animo a todos los diarios catalanes a que publiquen, como lo hizo ARA antes de su salida, las cantidades que reciben de las instituciones gubernamentales y municipales. Animo a los lectores a que no se asusten cuando sumen lo que pagan ayuntamientos, diputaciones y Generalitat en Cataluña a los medios de comunicación catalanes .