martes, 15 de febrero de 2011

BORDERS Y LA CASA DEL LIBRO

La cadena de librerías de EEUU, BORDERS, anuncia su bancarrota. 674 tiendas y más de 19.000 empleados están abocados a la desaparición, Según el corresponsal de La Vanguardia en Nueva York, la causa está en el impacto que internet está produciendo en el sector del libro y en la poca adaptación que estas librerías han tenido ante la escalada de ventas de libros electrónicos en la red, aunque ya hace tiempo venían teniendo problemas de costes y de estructura financiera.
Amazon ha reconocido ya más ventas de e-books para su Kindle que a través de su plataforma para libros físicos.
BORDERS había establecido un acuerdo con AMAZON que acabó canibalizándola. Otras librerías en EEUU como BARNES and NOBLE, han optado por crear su propia plataforma virtual y hasta su propio lector de e-books para adaptarse a la nueva realidad digital, pero ello no ha obviado el que hayan tenido que cerrar algún establecimiento, el último en Nueva York.
Junto al panorma de los grandes están aumentando las pequeñas librerías independientes, muchas de ellas especilaizadas.
Al igual que desapareciron los megastores de música, parece que ahora peligran los de los libros.
Sin embargo, aquí en España, el fenómeno es distinto. Acabamos de conocer la compra de las librerías BERTRAND del grupo BERTELSMANN, por parte de la CASA DEL LIBRO de PLANETA.
En esta operación la CASA DEL LIBRO tendrá 8 nuevas librerías hasta completar un total de 37, distribuidas por el territorio nacional.
Es cierto que el tamaño no es comparable con el americano y que en España no acaban de despegar las ventas de e-books, mientras que en EEUU ya superan el 10% del total y estiman que en 2015, dada la progresión de ventas de tablets, smartcoms y readers, el mercado digital de libros esté en torno al 50%.
En nuestro país, la piratería del libro electrónico es muy importante, no así en los EEUU. Al teclear un título,en las primeras páginas de Google aparecen las descargas gratuitas de la mayoría de libros de nuestras editoriales y si no se descargan más es porque todavía el parque de aparatos electrónicos para la lectura no se ha popularizado.
LIBRANDA, la mayor plataforma de distribución de e-books, está midiendo el modelo que debería adoptar, pues transcurridos los primeros meses de operaciones, todavía son insuficientes y complejos los canales para descargarse un libro legalmente. Los precios son más asequibles que los de los libros de papel a pesar de que vienen lastrados con un iva del 18%, pero todavía no se han cerrado los derechos digitales con muchos autores que permitan tener un catálogo tan amplio como el del libro físico.
Muchas librerías no han adoptado la venta de e-books a pesar de que LIBRANDA les ofrece  el enganche a su pasarela.
Parece que la tendencia de EEUU acabará por llegar a nuestro país, mientras tanto no sé si el proteccionismo del sector en España, puede derivar en algún que otro fracaso como el de BORDERS. Valdría la pena estar preparados y seguir muy de cerca las necesidades de los nuevos lectores.

1 comentario:

Germán dijo...

Una triste noticia la de la quiebra de esta librería, pero como tu nien dices el futuro está aquí y parece ha llegado para quedarse.
Un Saludo.