viernes, 11 de febrero de 2011

¿ALGUNA PRENSA NO TIENE QUE SER VERAZ?

Hoy ha quedado jurídicamente sentado que no toda la prensa tiene que ser estrictamente veraz, según la sentencia de nuestro Tribunal Supremo ante una demanda de Cayetano Martinez de Irujo contra la revista "Que me dices", en la que reclamaba una cantidad para reparar su honor e intimidad en un reportaje sobre su luna de miel. que además contenía inexactitudes informativas.
El Supremo afirma que la prensa rosa no tiene que ser necesariamente precisa ni esmerada.
Está bien que los jueces se sitúen en el plano de la realidad cotidiana. Ya imaginábamos que los improperios de Belén Esteban, José Javier Vázquez y toda su " troupe" y las controvertidas opiniones sobre famosos, consagrados y advenedizos, de múltiples revistas y programas del corazón no debían ser necesariamente esmeradas ni precisas.
De la sentencia se extrae que la prensa, en este tipo de informaciones, no crea o transforma la opinión pública y que, por tanto, su trascendencia y relevancia es relativa.
No sé yo , si las informaciones vertidas en la prensa rosa calan en el ciudadano. Lo que si está contrastado es que tiene, muchas veces, una audiencia superior a la de la prensa de información general.
Los personajes públicos en la prensa rosa son vapuleados como esclavos en un circo romano. Algunos se prestan a ello para seguir en el candelero, es cierto.
No me imagino a la prensa de información general aireando con inexactitudes, para darle más morbo, la vida privada de nuestros políticos y de los jueces, pero, ahora, esta es una opción que tiene la llamada prensa rosa, al fin y al cabo muchos de ellos tampoco son esmerados ni precisos. No les pasará nada.
Ahora bien si lo hace un medio de comunicación conceptuado como serio resulta que puede calar en el cerebro de la gente y transformar su opinión.
Quizás el Supremo quería decir, con su sentencia, que el cerebro de los que ven o leen la prensa rosa no es susceptible de ser alterado.

1 comentario:

Germán dijo...

Un gran artículo que nos puede hacer reflexionar mucho a todos los que nos gusta este mundillo de la comunicación. Por otra parte difiera un poco en tu conclusión. Me explico, creo que los tele-videntes de...los programas del corazón(por asignarles un nombre) son más susceptibles de ser alterados. En cualquier caso, todo depende del punto de vista.
Espero sigan existiendo medios como este donde uno pueda leer información veraz sino en toda su medida, si en gran parte. Es de agradecer.
Un saludo