domingo, 14 de noviembre de 2010

PONER EL LAVAVAJILLAS CON TRAJE Y CORBATA

Los periódicos catalanes han comenzado a desplegar decenas de páginas de política ante la contienda electoral del próximo 28N por la presidencia de la Generalitat. Los articulistas de opinión se desdoblan para contarnos sus percepciones sobre la campaña y sus candidatos, los entrevistadores nos ofrecen "ingeniosas" preguntas a los líderes políticos, los infografistas desplegan cuadros de tendencias variopintos, los humoristas profundizan en el sarcasmo político, las editoriales rezuman análisis interesados, los fotógrafos muestran la cara menos conocida y más chocante de la política y hasta algunas páginas de publicidad de los diarios empiezan a recoger los slogans de los partidos políticos.
Vamos que medio periódico es la sección de política y el otro medio anda trufado de políticos en el fútbol (sección de deportes) o presentando un libro (sección de cultura) o hablando de los mercados (sección de economía).
Tengo un amigo, al que no le interesa la política y sí los diarios, y ayer consiguió quedarse con un par de hojas del periódico. "Esto es todo lo que puedo leer". "Tendrían que publicar el programa y basta". " A mi que me importa la vida privada de éste o aquel, si hace las tareas del hogar o tiene un hijo sin padre"...
Yo, que soy un enfermo de los periódicos y en su día testé que la sección de política es la que menos interesa al lector, me he leído buena parte de la información que desplegan abusivamente los diarios y la concluyo en el resumen de dos columnistas de La Vanguardia, el notario Juan José López Burniol que le pide a los políticos en su columna "DECIDNOS QUE NOS QUERÉIS... "que los políticos desciendan a la realidad de la calle, que nos cuenten la solución que le van a dar a nuestros problemas y, como en Johny Guitar, éste le dice a Vienna : "Miénteme: dime algo bonito y que todavía me quieres aunque no sea verdad" o como el desencantado Rafael Nadal (ex director de El Periodico de Catalunya) que se lamenta de que los políticos de los partidos grandes decidieron dar la campaña por terminada antes de empezar... No hay nivel, no hay interés, no hay solución.
Tenemos dos semanas por delante en que mi amigo leerá un par de páginas del diario y en que media población, no sólo la que se abstendrá el próximo 28N en Catalunya, pasará las páginas de los diarios sin interés. Mientras tanto los periódicos competiran entre ellos por dar más y "mejor" información política, saturándonos y aburriéndonos para que nos movilicemos hacia el hastío. Siempre es igual.
Cuando los diarios intentan dar otra cara de la política, la que llaman humana, próxima y cercana al ciudadano, entonces les pasa lo que, por ejemplo, ha hecho el genial fotógrafo Pedro Madueño en La Vanguardia con el retrato de Artur Mas en la cocina de su casa. El candidato de CIU a la generalitat de Catalunya, pone el lavavajillas  con la normalidad con la que lo hacemos cotidianamente el común de los ciudadanos, con traje y corbata.